MAS DE 60 AÑOS DE HISTORIA

ATLÉTICO NACIONAL…LA UNIÓN HACE LA FUERZA

 

En la manga de don “PEPE” nació una ilusión a la que llamaron unión Foot Ball club, hacia los años 40, el indulana, otro equipo que pretendía fortalecerse y jugar primera, se fusiona con el unión nace el unión indulana. El nuevo equipo participa de manera brillante en el amateurismo  se convierte en uno de los representativos de Antioquia. Listo para debutar en el profesionalismo pasa a llamarse “Atlético Municipal”, la semilla de nuestro Atlético Nacional.

Los fundadores del equipo fueron:

Julio Ortiz, Jorge Osorio, Jorge Gómez, Arturo Torres, Giliberto Molina, Alberto Eastman, Raúl Zapata Lotero, Luis Alberto Villegas Lopera.

 

En septiembre de 1942 termino la segunda categoría de la Liga Antioqueña de Fútbol con el triunfo de Unión F.B.C.

El unión jugaba de rojo y blanco y el indulana era verde. La fusión fue en los nombres y también en el uniforme al principio el predominio del verde y el conjunto fue conocido como esmeralda, al poco tiempo fue apodado verdolagas.

 

En 1943 el unión indulana quedo de cuarto, el primer debut fue ante el boca

.

En 1945 fue  tercero, la mejor figuración del conjunto en sus únicas cinco temporadas en la primera del campeonato departamental.

 

Alberto Villegas Lopera había sido presidente de la Liga Antioqueña de Fútbol y desde enero de 1947 lideró un movimiento que terminó con la fundación del Atlético Municipal (ya sin el socio Indulana) era el preciso para la incorporación que paso a ser Atlético Municipal el equipo verdirojo La escritura de la sociedad explícitamente decía que sólo habría deportistas colombianos, que se realizó el 30 de abril de 1947.

 

El 27 de Junio de 1948 se fundó en Barranquilla la división mayor de futbol, Dimayo, entidad encargada de organizar el fútbol profesional en Colombia, diez equipos, incluido el Atlético Municipal (Predecesor del nacional), dirigido por  Fernando Paternóster. Participaron en el primer campeonato profesional, el primer equipo de criollos. Fabricato lo  llama Nacional.

Los caballos en el hipódromo de los Libertadores. Primer de dos hipódromos utilizados en Medellín como campos y escenarios de fútbol ante la falta de estadio. El estadio en propiedad fue pedido desde comienzos de la década de 1930 hasta la inauguración del Atanasio Girardot en 1953.

 

El 10 de noviembre de 1951, la empresa textil  Fabricato cedió sus acciones y derechos al Atlético Nacional a un grupo de entusiastas aficionados, pasó a llamarse Atlético Nacional.

 

El 10 de octubre de 1954 llega la primera estrella, el equipo  dirigido por Fernando Paternóster. Para rubricar su gloriosa gesta, el Atlético Nacional venció en Palmira 2-6 al América y fue coronado campeón anticipadamente en la ciudad de Armenia, al vencer al Quindío 1-2, el verde acumuló 31 puntos en la tabla final y Carlos Gambina alzó con el galardón de goleador con 21 anotaciones

 

En 1958 y 1959 los criollos habían estado a la altura de la expectativas (pero sin ganar nada) en los dos años siguientes habían regresado a la cola, como a principios de los 50, ya con la decisión tomada de la llegada de jugadores extranjeros en 1962, 1963 y 1964 fueron un fracaso con dos cifras. El esperado subcampeonato de 1965 ante del Deportivo Cali, de vuelta a la cola.

 

Sin temor a equivocarse, partir del 1971 cuando la historia del Atlético Nacional se parte en dos. Luego de 23 temporadas al mando de José Curtí en las cuales se logró una estrella y un subcampeonato, el grande de antaño y chico de presente comenzaba a madurar, ya los demás no volverían a mirar por encima del hombro.

El 13 de enero de 1971, en la cancha de Fabricato, ubicada en bello (municipio colindante con Medellín), comenzó entrenamientos la nomina verde con la mira puesta en recuperar, por lo menos, el honor perdido en la década anteriores.

Para el 28 de marzo y con un Atanasio a reventar (32.000 personas) Nacional enfrentó a Millonarios, Equipo con el que se tenían algunas revanchas pendientes. Quinientos cincuenta y tres mil pesos de recaudación y un 2-0 a favor (dupleta de Tito Gómez), fueron el resultado de una tarde brillante para Nacional. La hinchada volvía a soñar y la recuperación verdolaga era palpable, se  respiraba grandeza por doquier.

 

Dos años mas tarde el miércoles 12 de diciembre 1973  el campín estaba a reventar y se jugó un partido de toma y dame: al minuto 5 “el chacha Fernández puso una ventaja a la visita la suerte favorecía al verde de la montaña. El viernes siguiente Cali le ganó 1-0 a Millonarios, de manera que si Nacional ganaba el domingo en el Pascual Guerreo, sería campeón con dos partidos pendientes del triangular y se coronaria campeón individual.

 

El 15 de marzo de  1976 Nacional venció 2-0 al Cali en Medellín .Parece que el destino hubiera escogido al verde del Valle del Cauca para enfrentarse a su similar antioqueño en la primera fecha de cada uno de los últimos torneos, el 22 de febrero se volvieron  a encontrar los rivales de patio, con “paseo” verde

4-1, goles de Jorge Peláez, Edgar Angulo (en dos ocasiones) y Hugo Horacio Lóndero. Dos partidos, dos triunfos, seis goles a favor y uno en contra, marcaban el comienzo más exitosos del verde en los torneos de la Dimayor en los últimos años. Con los pies en la tierra, no era de locos pensar en la tercera estrella.

El inicio del ciclo Zubeldia no podía ser mejor: el verde derrotó 1-4 al azul bogotano en el  campin que daba a entender que Nacional estaba para lo más alto, si el fútbol, la suerte y Dios lo querían así.

El 19 de agosto, el pomposo River Plate de Argentina caía en Medellín 0-1 con anotación de Hugo Horacio Lóndero.

Las cosas seguían saliendo bien, y 20 días antes del cierre del finalización, Nacional demostró su valía al vencer 2-6 al siempre duro Deportivo Cali, en el Pascual Guerrero.

Para el 21 de noviembre, Quindío fue humillado en el Atanasio 6-0, con anotaciones de Retat, Raschetti, Peláez, Vilarete Castañeda y Maturana, medio equipo había mojado gol.

El cuadro que saliera avante en los enfrentamientos de Cali y Medellín, seguramente sería el campeón, en la sultana del valle, Nacional venció 2-4  y en la ciudad de la Eterna Primavera le repitió la dosis 3-0 eso marco la diferencia. El domingo 19 de diciembre de 1976 era el día señalado por el destino para la tercera consagración del Atlético Nacional. Diez mil  hinchas viajaron de Antioquia a aquella ciudad colombiana de faldas escarpadas, los otros se quedaron en Medellín pegados a los transistores de los que anhelaban escuchar el grito sagrado del gol propio.

 

Luego del inobjetable titulo del 1976, Nacional aunque jugando bien, cae a la cuarta casilla en 1977. La brillante apertura del 1978, casi, pero no, en 1979 fue una campaña mediocre en el futbol verdolaga.

 

Luego del fracaso en 1979, Atlético Nacional iba con todo por la primera estrella de los años 80, no le alcanzo pero estuvo cerca del podio: Cuarto

Esa promesa que hizo Oswaldo Juan Zubeldía “dejo a Nacional arriba y me voy” se cumplió.

La apertura había mostrado a un Nacional sólido en las líneas, con vocación de ataque y, sobre todo, orden defensivo, tema que le había fallado en las nóminas anteriores. Entonces no había nada más que decir: a clasificar y a traer la estrella a Medellín.

El domingo 20 de diciembre de 1981 Nacional venció al América y obtuvo su cuarta estrella, última con extranjeros .Aquí el gol de Pedro Juan Ibargüen, que cabeceó en el segundo palo la pelota que venía de corner cobrado por Cueto.

Ganando 1-0  con 35.414 hinchas en el Atanasio, el America de Cali se retiro cinco minutos antes de terminar el encuentro, el arbitro Efraín Otálora pitó un claro Penal contra César Cueto en el área y el profesor Gabriel Ochoa, técnico americano, retiro el equipo educiendo falta de profesionalismo por parte del juez en el terreno de juego. Pero eso no habría de empañara la cuarta estrella de un equipo que marcaría la historia del verde y se convertiría en la piedra angular de una nueva generación del futbol. Hombres que habrían de escribir las páginas más gloriosas en la historia del balompié.

Zubeldia cumplió “dejó a Nacional arriba y se fue del mundo el 17 de enero de 1982, para nunca mas volver…

 

En 1983 al 1987 Nacional llego a un promedio alto sin embargo la irregularidad no dejaba de perseguir el cuadro verde.

 

En 1988 la gran adquisición fue Didi Alex Valderrama, de la brillante dinastía samaria y jugador de enorme talento, quien brilló pero no alcanzo para triunfar plenamente. Para la finalización, el cuerpo técnico fue reforzado con Juan José. Peláez, Roberto Vasco y Hernán Darío Gómez, quienes acompañaron a Francisco Maturana.

 

AQUELLA LIBERTADORES

El Atlético Nacional de Colombia estaba destinado a hacer historia como el primer equipo del país un ganar la Copa libertadores. Y seria un grupo de criollos de alto nivel, quienes luego desplegarían su fútbol de calidad por las canchas más prestigiosas del continente americano.

El conjunto verdolaga no asistía el evento continental desde 1982, y en las cinco ocasiones en las que participó (72, 74, 75, 77 y 82), tres veces como campeón del futbol colombiano y dos como subcampeón) no alcanzaban la segunda fase, cuando solo avanzaba el ganador de cada grupo.

El verde comenzó su camino con el grupo 3, acompañado por Millonarios de Colombia, y Emelec y Deportivo Quito, ambos del Ecuador. El azul el principal rival a vencer, el 15 de febrero, en el estadio el Campín, y con referato del uruguayo Cardelino, Millonarios y Nacional empataron a uno, gol verde de Rene Higuita de penal a los 24 minutos del primer tiempo en el estadio Modelo de Guayaquil, Nacional jugó su segundo cotejo contra Emelec, 1-1, gol de Tréllez en el minuto 42 del primer tiempo ,el 24 de febrero en el estadio Atahualpa de Quito  se repitió por tercera vez el 1-1, esta vez contra el deportivo Quito, gol de Rene Higuita de penal en el minuto 19 del segundo tiempo.

Once días después el 7 de marzo en el estadio Atanasio Girardot de Medellín el verde calló 0-2 con Millonarios. El partido de vuelta con el Deportivo Quito se jugó el 14 de marzo, quedo 2-1 a favor del verde, goles de Arango y Escobar, el 28 de marzo en el Atanasio Girardot, Nacional doblego al Emelec 3-1 con anotaciones de Fajardo, Usuriaga Y Tréllez.

Nacional clasificaba a octavos el 5 de abril con triunfo 2-0  al Racing de Avellaneda en el estadio Juan Domingo Perón de Avellaneda, el 12 de abril Racing ganó 2-1 gol verde de Felipe Pérez, pero Nacional en el global superaba por un gol de diferencia,

Nacional entran a cuartos de final, empezó como local en el Atanasio Girardot el 19 de abril, con un triunfo 1-0 sobre Millonarios, anotación de Alveiro Usuriaga, 34.920 personas acompañaron la hazaña. el resultado hizo que los antioqueños se embriagaran de emoción y se declaró tarde cívica. El 26 de abril jugo el cotejo de vuelta en el Campin igualado a 1 gol.

Nacional a la semifinal, la llave que decidiría uno de los dos finalistas de la copa, sería jugada por Nacional y Danubio de Uruguay. El 10 de mayo en el mítico estadio Centenario en Montevideo, hubo empate a ceros y fue el 17 de mayo de 1999, en el Atanasio cuando Nacional jugo uno de los mejores partidos de la historia internacional, al propinarle una goleada 6-0 al Danubio, con 4 goles de  Usuriaga, García, y arboleda

El primer salto a  al final fue el 24 de mayo en asunción, Paraguay, el estadio Defensores del Chaco, soñó con el que sus muchachos del Olimpia le trajera la copa de vuelta, pues ese día se impusieron 2-0 sobre un Nacional desconocido y 53.000 almas de testigos, los jugadores verdes caminaban cabizbajos pensando que también era posible llegar el primero de junio a Medellín sin ella.

La conmebol exigía que las finales de la Libertadores se debían jugar en estadios con capacidad de 50.000 personas, desafortunadamente el Atanasio no cumplía con esa norma, por la razón que forzó a jugarla en el Nemesio Camacho “el Campin” el 31 de Mayo de 1989 ante el Olimpia de Paraguay.

Maturana para el segundo tiempo ingreso a Felipe Pérez , en el primer minuto uno de la segunda etapa cuando el verde anoto el 1-0, con centro desde la derecha el paraguayo Miño, desesperado, metió un autogol en la portería propia, en el minuto 20 Usuriaga metió gol de cabezazo, el partido se definiría a penaltis

Tras haberse ejecutado 18 penaltis el Atlético Nacional se coronaba CAMPEÓN DE AMERICA, pero fue Rene quien se lucio en los penaltis.

 

Luego de la gran gesta criolla que del dio la primera copa Libertadores a Colombia, Atlético Nacional fortaleció el criollismo y siguió dándole al país alegrías perdurables dentro y fuera de sus fronteras. Nacional le debe mucho a Maturana y a Faustino Asprilla. Colombia brilla en Italia 1991 y otra estrella más. Otra copa intercontinental para le “Rey”

 

La gran frase que copo toda Colombia y que hoy en día todavía se refleja, “Nacional es Colombia” en  ese entonces era lo mas cierto que se podía decir, ya  que  mas del 90% de los jugadores de nuestra selección eran jugadores titulares de la casaca Nacionalista

La temporada de 1991 fue el reencuentro del verde con la gloria, que sin embargo no se había perdido.

La semifinal de 1991 comenzó con un 3-3 con junior en Medellín (Alexis García y Aristizabal y Asprilla) Un partidazo entre dos candidatos al título, siguió un 2-1 a favor contra el Din (aristizabal y escobar, este a los 90”, luego un empate a 2 contra millonarios (aristizabal los 2, y un Nacional 1 millonarios 0 (assiani). El último fue un partido increíble, pues aunque Millonarios ganó, no entro a la final y paradójicamente el club de ahí en adelante se recuperó hasta alzarse con la estrella.

Nacional se corono campeón en Medellín, faltando una fecha y ganándole al América de Cali 2-1 (Alexis García y Bendito Fajardo, con golazo de globito. En 1992 a Nacional no le alcanzo la suerte y quedo de subcampeón ante el América de Cali.

 

En 1994 Nacional falto a su cita de seis años consecutivos poniéndole su sabor criollo a la Libertadores (1989 a 1995) ,y eso, para un equipo de semejantes pergaminos y quilates, era imperdonable, pues, Nacional ganó su grupo con 10 puntos pasó a la final en compañía de Millonarios, Din y America. El verde comenzó perdiendo con los azules 3-2, luego empato a uno con el Din (Ángel) en un partido en el que fueron expulsados tres jugadores verdolagas, seguidamente le ganó al América 1-0 en Medellín (Aristizabal),tres días después perdió 0-2 con los Americanos en Cali y cerró venciendo 1-0 al Din en casa,(Ángel, para coronarse campeón Nacional volvía al cielo y le arrancaba su sexta estrella, muy merecida por ser el mejor equipo del año y ganar las tres fases(Apertura, Finalización y  Final)

 

En 1991 paso una década para que Nacional consiguiera de nuevo un título Colombiano, esta vez bajo el mando de Hernán Darío Gómez, este Nacional siguió con la mentalidad de los “puros criollos” y se caracterizó por el buen trato al balón. Nacional se corono campeón una fecha antes de terminar el campeonato en Medellín, tras vencer al America 2-1 (Alexis García de penalti y Fajardo de “Vaselina” el verde de nuevo ganó el máximo titulo en el futbol profesional Colombiano

 

EL SEÑOR ZAGÜERO, INMORTAL Nº 2

 

Nació el 13 de marzo de 1967, muy bien educado en casa, y en el colegio Calasanz, su educación, el hogar y la sensibilidad humana le hicieron crecer como un ser humano ejemplar, debuto  en la titular verde en 1987 y en la Selección el 30 de marzo de 1988.

El 22 de marzo de 1987, un joven debutante fue el encargado de reemplazar a Nolberto Molina en al zaga central de Nacional. El verde ese día ganó dos cosas: un partido 2-0 frente al Cúcuta y un nuevo ídolo, Andrés Escobar, ese mismo jugador 9 años antes había llorado en la tribuna del Atanasio Girardot, tras un gol de Ángel María Torres que había sacado de la Copa Libertadores al conjunto paisa, tras pocos años en Nacional y una Copa Libertadores, Andrés viajó en enero de 1990 a Suiza para unirse al Young Old Boys, después de pocos meses de un sueño europeo volvió a su tierra, a Medellín, al Nacional. Cuatro años con la camiseta vede y un titulo local. De nuevo la tricolor y otra clasificación a un mundial, EE.UU. 1994 allí atravesó su perna ante un centro del estadounidense John Harkes para un autogol que pudo más que su vida..

El 2 de julio de 1994, a la salida de una discoteca en Medellín, Andrés fue asesinado. Unos recordarán el gol en Londres. Otros, los títulos con Nacional; muchos el autogol en Pasadena. Lo que sí es seguro, es que todos tendrán a Andrés como un caballero en el terreno y un hombre en la calle.

“Paz en la tumba al hombre que lo dio todo, que lo brindó todo, que lo entregó todo y que perdió todo por el fútbol” adiós  parcero nos vemos en el cielo fueron las palabras del sentir del pueblo Antioqueño.

 

En 1994 Nacional quedó a cargo de Juan José Peláez, técnico frío y calculador, necesitaba ganar y que Millonarios venciera al America de Cali, lo cual se dio. En e minuto 25 del segundo tiempo Nacional todavía estaba empatado con el cuadro Americano, pero entró el Ángel de Nacional: Juan Pablo Ángel, quien convirtió el gol en el minuto 27 para así dejar al elenco verde con su sexta estrella y con su cupo a la Copa Libertadores de 1995 de la cual fue subcampeón.

 

 

 

En 1999 fue de principio a fin para el cuadro verde a pesar de los contratiempos. Apartir del segundo semestre el verde contó con la dirección del técnico paisa Luis Fernando Suárez,  que no solo terminó campeón con el equipo sino que devolvió su estupendo fútbol.

La final fue con el cuadro Americano, con el que empato en Cali 1-1 (Mackenzie) y en Medellín 0-0 lo que lo llevó al lanzamiento forzado de los penaltis, en los que Patiño fue figura (Calero no estaba tapando por America por una roja ante el delantero Leonardo Fabio Moreno, Robinson Martínez fue héroe al anotar el último penalti para el verde finalizando la serie 4-2.

 

Al igual que en el 1999 el primer semestre del 2005 tuvo un solo protagonista, Nacional con 54 puntos, 49 goles, solo 2 derrotas Aristizabal y Perea como goleadores y un fútbol lúcido, el equipo cabalgo las 18 fechas regulares y obtuvo 14 de los 18 puntos posibles en los cuadrangulares que le permitieron definir la final ante Santa fe el 26 de junio de 2005, el primer partido fue un aburrido 0-0 en Bogotá con mas de 20.000 hinchas verdes, la definición fue en Medellín sin siete titulares y con varios juveniles, Nacional se corono campeón con un 2-0 en el minuto 36 y 42 ,Santiago Escobar Y Juan Jairo Galeano. Fueron los encargados de romper la mala racha de dos finales consecutivas perdidas.

 

En 2007 se logro conseguir una de las hazañas más importantes del Atlético Nacional y de la copa Mustang ya que ningún equipo había quedado campeón dos veces seguidas durante un mismo año (Apertura y Finalización).

Apertura 2007 Atlético Nacional y Atlético Huila disputaron la final del Torneo Apertura, Nacional tras ganar en Neiva y Medellín se corono campeón el 17 de junio, sin sobrarle nada, pero con efectividad los dirigidos por Oscar Héctor Quintabani, Festejan, Carmelo Valencia y David Ospina fueron las figuras en ambos encuentros

 

2007

En 2007 Finalización Atlético Nacional y el Equidad equipo Bogotano disputaron la final, Con anotaciones de Carmelo Valencia, Galván Rey y León Darío Muñoz, Nacional  prácticamente liquido la serie con 37.000 personas que asistieron al estadio el Campin, los verdes se sintieron locales dejaron ver toda su experiencia en finales y con contundencia, casi imposibles de remontar, el 19 de diciembre en el Atanasio Girardot ante 53.000 personas logra su décimo campeonato, jugo 26 partidos, gano 15, empato 8 y solo perdió 3.